Poesías Cortas

de Angelita Sevilla Segovia


PARA MANDAR VUESTRAS POESIAS PINCHA AQUI 

Segundo volumen de Angelita Sevilla 

Poesias largas

Mira quien baila 

Caricaturas 

Eurovision 2010 

Manos Al Arte 

Buscador de vuelos y hoteles

 

Elsa Pataky 

Poesias Mirella 

Poesias Miguel de Cervantes

Dibujos P. Vidal

DIBUJOS

Cuentos infantiles

Amaya Montero ß

Beatriz Luengo ß

Eurovisión 2010

Vuelos aeropuerto Murcia

Supervivientes 2009

Los beneficios del t+ 



Caricaturas profesionales sobre petición



Restauración de antigüedades

Vuelos aeropuerto Murcia a Madrid Barcelona y Reino Unido





Papel animado Mundo comic









0    1   2   3   4   5   6   7    8  9  10   11   12   13   14  15  16  20  21    24    Poesias cortas 2010    Poesias cortas 2010_2    Poesias cortas 2010_3
    Poesias cortas 2010_4    Poesias cortas 2010_5    Poesias cortas 2010_6   Poesias cortas_7    Poesias cortas_8    Poesias cortas_9    Poesias cortas_10    Poesias cortas_11    Poesias cortas_12    Poesias cortas_13    Poesias cortas_14   Poesias cortas_15   Poesias cortas_16   Poesias cortas_17   Poesias largas   Videos de poesias cortas   Poeias Angelita    Poesias largas   Videos de poesias cortas   Poesias Angelita    poesias cortas_18   poesias cortas_19   poesias cortas_20   poesias cortas_21    Adivinanzas    poetas y poesias dominicanos    poesias cortas 22    poesias cortas 23



poesia corta desde España

TRISTEZA

Un hombre se lamentaba
Porque al pasar de los años
No tuvo quién lo besara
Nunca sintió en su mejilla
El roce y calor de unos labios.

Quedó huérfano al nacer.
Su madre murió en el parto.
Ni un te quiero. Sus oídos
Estaban para eso cerrados

Fuego en sus venas corría
Sin poder decir a alguien
El secreto de su vida.
Tristeza y desolación…
Bajo un árbol se sentaba.

De sus ojos caen las perlas
En una tarde nublada;
Un perrillo callejero
Acudía a su llamada
Como queriendo besarlo
Lame, que lame su cara.

Angelita Sevilla.



poesia corta desde ESPAÑA

INTERNET

Una chica en Internet
Chateaba con un joven
Veinticinco años, ál
Ella cuenta veintitrés.
Llegaron a enamorarse,
Palabras dulces y tiernas
Se decían por la red
Sueños de amor y esperanza
En un nuevo amanecer.

Para encontrarse los dos
Al apearse del tren
Sus ojos buscan ansiosos
Recorriendo aquel gentío
Que llena todo el andén
Qué desilusión llevaba
El joven al no encontrar
Entre la gente a su amada.

Joven, eres tu Gabriel?
Una anciana le pregunta.
Me trae usted un recado
Al no poder venir ella?
No mi amor, yo soy la…
Estrella que brilla en tu Corazón.

Angelita Sevilla.


poesia corta desde ESPAÑA

TU PELO

Presume niño de pelo,
Con esa melena larga
Que vas a rozar el suelo
Tiempo vendrá no lo dudes
Y dalo niño por cierto
Que con los años tendrás
En tu cabeza tres pelos.

Hay calvas interesantes,
Las hay que son graciosas,
Otras están tan brillantes
Que se resbalan las moscas

No te creas que los calvos
Son menos inteligentes
Te lo digo así de pronto
Es que en su cabeza calva
No hay, ni un solo pelo de tonto.

Angelita Sevilla.


poesia corta desde España

MI CABALLO

....Y sin poder guarecerme
de aquesta tan fuerte lluvia,
desafiando a la muerte,
en esta noche sin luna.

Caminaba mi alazán
por caminos no trillados,
sin saber donde pisaba
herido y ensangrentado.

Hasta llegar al destino
que yo me había trazado.
Milla más o milla menos,
no le importa a mi caballo.

Ha cumplido y con finura
Hemos llegado hasta el fin.
Le he quitado la montura.
Le he curado sus heridas.
Le he dado un buen cepillado,
buena cena y a dormir.

Ahora; si quieres saber
a donde hemos llegado:
A casa con mi mujer,
POR CAMINO EQUIVOCADO

Angelita Sevilla

poesia desde España

BRISA SUAVE

Agua de manantiales
En el verdor del camino
Canta la alondra escondida
Busca el pájaro su nido
El trigo y las amapolas
Le prestan su colorido.

Brisa suave con olor a madreselva
El sol se está adormeciendo.
La luna se empolvará
Presumida y plateada
Como nos dicen los cuentos.
Cuando va naciendo el día
El sol se va despertando,
La luna busca su sueño.

Angelita Sevilla


poesia corta desde España

.Y LOS AÑOS VAN PASANDO

En una reja florida
Con un rayito de sol
Los ojos semicerrados
Soñando con el amor.

Con un libro en su regazo
Vuela su imaginación
Huérfana desde muy niña
Sin madre que la consuele
Sin un beso, una caricia,
Un te quiero
O dime donde te duele

Vio raudo pasar el tiempo
Sin la flor de la esperanza
Para encontrar casamiento.

Un día del mes de abril
Cuando empieza a florecer
Un joven fuerte y gallardo
Pone el amor a sus pies.

Esta historia me contáron
Cuando pregunté por ella
Aún con sus muchos años
Sigue siendo mujer bella.

En una reja florida
Con un rayito de sol
Los ojos semicerrados
Soñando con el amor
Con un libro en su regazo
Cada segundo sonando
El tictac de ese reloj.
Y los años van pasando.

Angelita Sevilla






poesia corta desde España

LA BUENAVENTURA

Gitanita canastera
Dime la buenaventura
y miénteme por piedad
si encuentras alguna duda.

Si es que me ha hecho traición
Donde he puesto mis anhelos
Y dejado el corazón.

Noches sin coger el sueño,
Días sin saber si vivo,
Y otros que me estoy muriendo.
No sé si tienen razón,
O la gente está mintiendo.

Angelita Sevilla.


poesia corta desde España

EL BRILLO DE LAS ESTRELLAS

Las estrellas están tristes,
porque ya no brillan tanto,
desde el día que naciste.
¿Qué es lo que tienen tus ojos,
que las estrellas del cielo,
al ver esos dos luceros,
están postradas de hinojos?

Pestañas como abanicos,
que cierra y abre a su antojo,
un poco de timidez ....
con un poco de sonrojo
hace que sea fascinante
la mirada de tus ojos.

Angelita sevilla.


poesia corta desde España

EL BUEN PASTOR

Por zarzas y por caminos
Va el pastor tras su cordera
Porque se le había perdido.
La oye balar a lo lejos
Corre a su encuentro y la ve
Entre zarzas y entre espinos
Con cariño y con cuidado
La rescata de los pinchos
La lleva en sus fuertes brazos
Hasta donde está el aprisco.
¡Oveja descarriada!
Tu no contabas Conmigo
Yo no dejo a mis ovejas
En manos del enemigo.

Angelita Sevilla.


poesias cortas

MIS ENSUEÑOS

En el pino verde canta el jilguero
La rana saltarina en el riachuelo
Camino abajo vuelan las mariposas
Se oyen los grajosu

El suelo está cubierto de lindas flores
Como una alfombra verde de mil colores.
?Qui+n es el Jardinero que así las cuida?
Con su mano y amor echó semillasu
Y florecieron, amapolas rojas, verde romerou
Así es el campo de mis ensueños

Angelita Sevilla


LAS ESTRELLAS

¿Quién da brillo a las estrellas
Que inundan el Firmamento?
Los ángeles con sus manos
Con un poquito de viento.

Las traen todas las noches
Las guardan cuando es de dia
Se van turnando por pares.
No así el lucero del alba
Que solo lo cuida un ángel
Que de sus manos se escapa
Luciendo su resplandor
Hasta llegar la mañana.

Las estrellas son faroles
Que encienden los angelitos
Iluminando el sendero
Que lleva hasta el infinito.

Una copla popular
Viene hoy a mi memoria
Y aquí la voy a cantar:
Las estrellitas del cielo
Las cuento y no están cabales
Faltan la tuya y la mía
Que son las más principales.


Poesias cortas

HISTORIA DE LA ABUELA

Una noche fría de un invierno crudo
Al dulce calor de la chimenea
Se oía contar con voz de poeta
A una bella dama a sus lindas nietas
Un cuento vivido en lejanas tierras.

Una vez en un paísu
Vivía una niña huérfana
Cuidaba de sus hermanos
Por ser ella la primera
Llegada su juventud
Se iba quedando soltera

Se prendó de ella un mozo
Al llegar a la frontera
Aquel mozo en cuestión
Capitán de barco era
La tuvo como una reina
Nacieron hijos y nietas

Esta es la bonita historia
Vivida por vuestra abuela.
Otro día Dios mediante
Entraremos en detalle.
¡Ahora a dormir!
¡A la cama que ya es tarde!

Angelita Sevilla


AMOR Y URBANIDAD

Bien entiende el Evangelio
Quien camina por la vida
Dando amor y comprensión
A aquel que lo necesita.

El mundo tiene carencias
De una palabra de aliento
Una sonrisa, una caricia
Un apretón de manos
Que es de buenos sentimientos.

Con las prisas de hoy en día
Siempre corriendo y corriendo
No decimos buenos días
Aunque te lo están pidiendo.

Hay gente agradecida
Que sonríen con extrañas
A tanta delicadeza.

Vamos en el ascensor
No nos miramos siquiera
No importa ser español
O ser gente extranjera.

Esa comunicación
Que en otros tiempos había
Todo se ha ido perdiendo
Con las prisas de la vida.

Las Reglas de Urbanidad
Como se decía entoncesu
Gracias, por favor, lo sientou
Que aproveche,
Y si ibas a la cama
A tu familia sentada,
Le dabas las buenas noches

Demos amor a raudales
¡si no nos cuesta dinero!
No merma los capitales
Es cosa de sentimientos
Y de unos buenos modales.

Angelita Sevilla.


EL BUEN PASTOR

Por zarzas y por caminos
Va el pastor tras su cordera
Porque se le había perdido.
La oye balar a lo lejos
Corre a su encuentro y la ve
Entre zarzas y entre espinos
Con cariño y con cuidado
La rescata de los pinchos
La lleva en sus fuertes brazos
Hasta donde está el aprisco.
Oveja descarriada?
Tu no contabas Conmigo
Yo no dejo a mis ovejas
En manos del enemigo.

Angelita Sevilla.


poesias cortas

SI YO VOLVIERA NACER

Al pie de un naranjo en flor
Me pediste en matrimonio
Las naranjas se comieron
Y así fue pasando el tiempo.

Pensando en el azahar
Que en mi boda luciría
Fueron pasando los años
Contados día por días.

Si yo volviera a nacer
Y el naranjo florecer
Seguro que no esperaba
Naranjas para comer.

Angelita Sevilla.


LÉELO

No quiero morirme más
Y si hay una tercera
La próxima vez que muera
Que no rompan a llorar
Porque me da mucha pena.

Que yo vea la alegría
De cantar y de reír
Cuando me llegue la hora
En que tenga que partir

Esto que estoy escribiendo
No es un triste sentimiento
No crean que estoy llorando
Por dentro me estoy riendo.

¡Mira tu que desencanto
Cuando tu lo estás leyendo!

Angelita Sevilla.

Poesias cortas

SONRIE, SONRIE

uY con sus tenues rayos
Empieza a salir el sol.
Se marchó la noche oscura
Que puso en mi corazón
Desesperanzas y angustias.

Con la luz del nuevo día
No es que se va el sufrimiento
Pero está menos presente
Las cosas se ven distintas
Se olvida un poco la mente
De tantas penas sufridas.

Sonríe, planta cara, desafía
Que entre en tu alma el sosiego
Ac+rcate a la alegría
Así hallarás consuelo
Y ríete de la vida
Este es mi mejor consejo

Angelita Sevilla.


poesia corta

LA CAMPESINA

Al pie de una fuente fría
Se ha parado un caballero
Para darle de beber
A su caballo y su perro.

El cántaro en el cuadril
Y su aire postinero
Se acerca una campesina
Para llevárselo lleno.

-.Buenos días damisela
.-Buenos días caballerou
Siguen hablando y riendo
Tan entusiasmada estaba
Se olvidó del cantarillo
Que se lo llevó vacío
En vez de llevarlo lleno.
?El caballo bebería?
...¿ y bebería su perro?

Angelita Sevilla



poesia corta

LOS NIÑOS PIDEN PAN

Un niño estaba llorando
Pedía un trozo de pan
Que se lo estaban negando
Echándolo a un animal
Que lo pedía ladrando.

¡¡Dios!! Multiplica ese pan
Dale un trozo a ese perro
Y dale al niño su pan
Con un trocito de queso.

Angelita Sevilla


poesias cortas

MIRA SU BOLSO

Buenas tardes bellas damas
Buenas tardes caballero
-cómo estas tres lindas flores
Están así, sin jardinero?

Hoy le digo sin engaño
Que yo tuve un jardinero
Hace ya bastantes a?os
Respondió dicharachera.

Tambi+n lo hizo la segunda
Y le siguió la tercera:
Nunca tuve jardinero
Y ya me estoy marchitando
Por escuchar un ?te quiero÷

Yo que le voy a decir
Si con un simple saludo
Me he sentido tan feliz

Me ponen en un dilema
Las tres son bellas y hermosas
Cómo podr+ averiguar
La que es mejor esposa?

Abrió uno de los bolsos
De aquellas tres lindas damas
Lo encontró alborotado
Todo hecho una maraña

Igual hizo con el otro
Tampoco éste le agradó
Pero al mirar al tercero
Cada cosa en su lugar
Pañuelitos perfumados
Dinero en el monederou

Aciertas a qui+n escogió?
Sí, fue la que habló la primera
Si quieres ?pescar÷marido
No digas que eres soltera

Angelita Sevilla.


Poesias cortas


TARDE NOCHE

Un bonito atardecer,
Del mes de agosto en la playa,
Pidiendo al anochecer,
Que retrase su llegada.

Costa del sol con su fama,
Por cierto bien merecida,
Te hace soñar despierta,
Te va alegrando la vida.

Este rincón malagueño,
Con mi folio y mi pluma,
Quiero contar lo que siento,
Oyendo el mar con sus olas,
Lo demás todo es silencio.

Con su sublime misterio,
Se eleva el alma hasta el cielo,
Va apareciendo la luna,
Y le siguen los luceros.

Noche apacible y serena,
Paseando por la orilla,
Con pies descalzo en la arena.

Angelita Sevilla


Poesias cortas

RIACHUELO

Alguien me ha preguntado,
Por mi deseo inmediato.
?Sabes cual es mi deseo?
Ir donde haya un riachuelo,
Meter los pies en el agua,
Y pasar las horas muertas,
Sin acordarme de nada.

Hoy tengo la sensación,
De la frescura en mi piel,
Las piedrecillas que son,
Como perlas cultivadas,
Se van hincando al pisar,
Y que llegan hasta el alma,

Oír ese ruiditou
Del agua cuando bajaba
Silencio y recogimiento,
Vida interioru
Que te elevan a lo Eterno.

Angelita Sevilla


MARIPOSA

Quisiste se mariposa,
Y volar de flor en flor,
Para posarte en la rosa,
Que es la de mejor olor.

Por el brillo de tus alas,
Y tus distintos colores,
Eres reina de las hadas,
Y de los alrededores.

Conoces todo el aroma,
En tu vuelo silencioso,
Majestuoso y sereno,
Como reina sin corona.

Vas distinguiendo colores,
Ese polvillo de oro,
Que luces sobre tus alas,
Las puso el mejor JOYERO,
Que al mirarte desde el cielo,
Te cubrió de oro y plata.

Angelita Sevilla


Poesias cortas

REIR Y LLORAR

Quiero reír y no puedo
No quiero llorar y lloro,
¿ Qué le pasan a mis labios?
¿Qué les pasa a mis ojos?

Cruel vida en acción,
Que te da lo que no esperas,
Las cosas del corazón,
Y el amar sin fronteras,
Te pone la condición,
De aceptar, o desesperas,

Cosas que no manda Dios,
Que nosotros las buscamos,
A veces hasta sin razón,
Así somos los humanos,
Nos ciega la cerrazón,
No sabemos dar la mano,
Para conceder perdón,

Sabor amargo tiene la vida,
Que tu vas disimulando,
Con una simple sonrisa,
Por dentro te vas quemando.

Angelita Sevilla


BRISA SUAVE

Agua de manantiales
En el verdor del camino
Canta la alondra escondida
Busca el pájaro su nido
El trigo y las amapolas
Le prestan su colorido.

Brisa suave con olor a madreselva
El sol se está adormeciendo.
La luna se empolvará
Presumida y plateada
Como nos dicen los cuentos.
Cuando va naciendo el día
El sol se va despertando,
La luna busca su sueño.

Angelita Sevilla.


poesias cortas


EL CUBO Y LA PALA

Un niño estaba jugando,
con la arena de la playa,
con su cubo colorado
y colorada su pala.

En la cabeza una gorra,
porque el sol achicharraba;
quedó suspenso un momento,
viendo a un ni?o que lloraba,
(creyó que sin fundamento)
porque en la arena encontraba
placer y divertimento.

Le prestó al niño su cubo,
tambi+n le prestó su pala,
y dejando de llorar,
le dice el niño: una cosa
?quieres escuchar el mar?
Yo tengo una caracola,
y te la voy a prestar.

Siguieron los dos jugando
y se hicieron tan amigos

que esto lo están recordando,
viendo jugar a sus hijos.

Angelita Sevilla.


Poesias

LAS COSTURERAS

En tiempos no muy lejanos
existían las costureras
cosían a maquina y a mano
esto si es que la tuviera.

Pero con la nueva era
hoy se les llama modistas
Tambi+n se van terminando.
?Qui+n se hace una camisa,
si la encuentras en los mercados
colgadas como salchichas?

Todo se compra ya hecho
Pret-a-Porter o diseño,
solo tienes que escoger
y ya has cumplido tu sueño.
Si encuentras una modista
no es para hacerte un arreglo
har?a tu traje entero.

?Cuánto me gusta este oficio!
coger la aguja y el hilo,
un dedal y unas tijeras
metidos en un cestito
y le llaman costurero.
Coger la tela (cualquiera)
y sacar un modelito.

Angelita Sevilla.


poesias cortas


ESPERADO VERANO

Ya llegó el verano
Con su traje rojo
De calor marcado.

Invita a la siesta,
Con su soñarrera,
El mar nos bendice,
Con sus olas frescas.

Comidas ligeras:
El gazpacho fresco,
Pescaíto frito,
Sardinas al espeto,
Sombrilla y toalla,
Tendida en la arena,
De una playa blanca,
De nácar y ensueño.

Viene la familia,
Tambi+n los amigos.
Hay que disfrutar,
Estas vacaciones,
?Se van tan aprisa!
Dejándole paso,
A otras estaciones.

Angelita Sevilla.



TERCER MUNDO (crueldad)

Hambre que de mí te has ido,
A buscar otros lugares,
A ese mundo perdido,
Con tantas calamidades.

Niños fam+licos,
Solo barriguita y huesos,
Madres que siguen criando,
Con sus pechos de ?pellejos÷
Los jóvenes como viejos,
Desdentados y los ojos muy abiertos.

Con las caritas de hambre,
Nacen y mueren hambrientos,
Ancianos con sus rostros macilentos,
Son ciudadanos de un mundo,
No de vivos, más bien,
Un mundo de muertos.

Angelita Sevilla.



poesias cortas

En el cruce del camino

Al despuntar de la aurora,
Con su llanto de rocío
Despiertan las mariposas,
Se oye el ruido del río.

Tintineo del ganado,
Pájaros de rama en rama,
Con sus trinos anunciando,
Que ya nació la mañana.

Zagalas y pastorcillos,
En el cruce del camino,
Se encuentran para vivir,
Sus amores, sus idilios,
Olor a tierra mojada,
De lágrimas de rocío.

?Ay! Qui+n pudiera tener,
Una pluma de oro fino,
Para poder escribir,
Lo que ven nuestros sentidos.

Angelita Sevilla


Poesias cortas


¿ A donde vas, dulce Jesús

¿ A donde vas, dulce Jesús
Como humilde peregrino
Recorriendo los caminos
De puerta en puerta llamando?

Ábrele con prontitud
Que quizás venga cansado.
No cierres tu corazón
Con llave o con cerrojo
¿Abrelo de par en par?
¡mírale fijo a sus ojos!
Te ofrece la ETERNIDAD
Abrele que está llamando
Y quizás venga cansado.

Angelita Sevilla


Poesias cortas

SANTOS A DISPOCION

La luna del mes de enero
Más brillante que ninguna
Vas alumbrando el sendero
Y haces con tu resplandor,
Que no salgan los luceros
Tímidos a su balcón.

Balcón que hay en los cielos
Para recreo de Dios,
Desde allí mira a los santos
Que hasta su Reino llegó
Uno a uno, ni uno solo quedó.

Quedó el cielo iluminado,
Y fue tanto el resplandor,
Que hasta Dios quedó admirado.

Admirado y complacido
Los pone a disposición
Que el cristiano agradecido,
Le haga su petición,

Petición que lleva el fin:
?Por Cristo Nuestro Señor÷

Angelita Sevilla.


Poesias cortas

LOS HIJOS MAS GUAPOS

Los hijos más guapos,
¿Sabe alguien quienes son?
Son los que su madre parió,
Sin ninguna discusión.

Ella habla de sus hijos
Como una sentencia justa,
?Los más bonitos del mundo,
No porque yo sea su madreu
Que eso salta a la vista÷

Un niño se había perdido
Y su madre lo buscaba
Preguntando aquí y allí
Por si alguien lo encontraba.

.-Mi hijo es guapo y rubio,
Con el pelo muy rizado,
Uno ojos como almendras
Y un cuerpecillo agraciado.

.-No señora, por aquí
Solo pasó un niño desarrapado
Con grandes velas colgando..
.-No siga más ??es mi hijo!!
Por fin ya lo he encontrado

Angelita Sevilla.



Poesias cortas

EL RITMO DE LA VIDA

Al levantarme temprano
El día al amanecer,
Es como un nuevo milagro
Que mis ojos pueden ver.

La noche huye despacio
Y a la claridad del d?a
Poco a poco le da paso,
Para que empiece la vida.
Trae ilusión y esperanza.
También tragedia escondida,
Alegrías y dolores,
Llantos, risas cantarina,
Dichas, desesperación,
Bodas y separación.

Cada cual con sus problemas,
Con sus logros o fracasos
Las alegrías duran poco,
Es para no acostumbrarnos.

Angelita Sevilla.


Poesias cortas

AVELLANAS DE 4 PISOS

Se veía en aquellos tiempos,
A la entrada de los cines
Gente que estaban vendiendo
Con un canasto de mimbre:
Pipas, chicles,ucaramelos.

Eso ha desaparecido,
Ahora están los comercios,
No a la puerta, sino dentro.
Aquella figura queu.
Te las iba ofreciendo
Ha quedado en nuestra mente
Como un bonito recuerdo.

Angelita Sevilla



ENVUELTO CON CELOFAN

Con un clavel reventón
Adorna su cabellera
Y un cuerpo que le hace el son
Con olor a hierbabuena,
Pasea Consolación
Con ese aire de reina
Que le da su condición
De gitana canastera.

Un moño mal ?recogío÷
Enmarca su tez morena
Donde dos luceros son
Grandes como dos almendras.

Tacones altos que empina
A unas piernas ?torneás÷
Que parecen al moverse
Que anda la catedral.

La boca como una fresa,
Roja..jugosa, dejando ver unos dientes
con una sonrisa fresca.
As? trae aquel gitano
Que no se puede ?aguantá÷
Le ofrece todo su amor,
Le ofrece su corazón
Envueltos en celofón.
Ella acepta a condición
De darle el ?SI÷ ante el altar

Angelita Sevilla


EL P?CARO CURA
Rezando pidiendo a Dios,
Estaba el cura del pueblo.
?chanos un chaparr?n,
Que la gente en reuni?n
Acordaran sin raz?n,
Que deber?a llover
Cuando ellos lo quisieran
Sin ninguna discusi?n.

En esa rara asamblea,
El cura empez? el ?serm?n÷
Empecemos por usted
Que es el alcalde en funci?n.
Yo quiero que llueva el jueves.
¡Eso , que no!!
Dijo el juez muy irritado,
El jueves lo tengo yo
Para llevar a mis bestias,
A vender en el mercado.
Que llueva el martes, se?or

¡Ni hablar! Dijo el boticario,
Ese día lo tengo yo
Para curar al ganado.
Y así uno tras otros,
Fueron poniendo los días,
Pero a ninguno le vino
Lo que a otro convenía.

El cura que era muy pillo
( de chico fue monaguillo)
Y tenía picardía
Vio el cielo abierto
Al pensar que de allí no lo echarían.

Vamos a ver parroquianos
Si no os poneis de acuerdo,
¿Cómo le pido yo a Dios,
Si solo estáis discutiendo?
Por mucho que yo dijera,..
Dejemos eso a Dios
Y que llueva cuando ?l quiera.

Así el cura se libró
De irse de la parroquia.
Esa fue la condición
Que le pusieron al cura,
Que si no hacía llover..
(Eso era una locura,)
Que él supo resolver.

Angelita Sevilla


NO LLORES MÁS

No llores más, vida mía
?Que no me voy a la guerra!
Solo serán unos días
Mientras termina la siega.

?Qu+ me vas a echar de menos?
?Anda! Si yo te dijerau.
El alma hecha un suspirou
El corazón en pedazos y
Toda la noche en vela.

?Dónde posar+ mis labios?
Donde pondr+ mi cabeza,
Si ya no tengo tus brazos
Que rodeen mi cabellera?

?D?nde oir+ muy despacio
Un ?Te quiero÷ en mis oídos?
?Dónde podr+ yo mirarme
En tus ojos que son míos?

No llores más vida mía,
Que me estás partiendo el alma,
?Qu+ crees que pasaría
Si yo tambi+n te contarau

Angelita Sevilla.



LA CIEGUITA

Con una voz melodiosa,
y torpeza en sus andares
pide y canta una cieguita.
Va recorriendo las calles,
es una niña chiquita
sin tener calor de nadie.

Almas que con caridad,
le van dando una moneda,
hasta que una pobre vieja
la acoge como su nieta.

Con cariño y con paciencia,
le va enseñando las letras,
en braille para que aprenda.
?Dónde estar? aquella niña
de ojos tristes y rubias trenzas?

Se ha convertido en mujer...
y escritora de novelas.
Es una historia feliz,
contada en un día cualquiera.

Angelita Sevilla.


LA GITANA Y EL GITANO

Cantando estaba el gitano
Y en su cante yo not+
La pena que esté sufriendo
Por culpa de una mujer.

Quejío lleva su voz
Que se quiebran en el aire
Cómo +l la está queriendo
Cree que no la quiere nadie.

Gitana que está bailando
Al son que el gitano canta
El revuelo de su falda
Y el rasgueo de la guitarra

Quereres fuertes y nobles
De dos almas encontradas
Ya no canta aqu+l gitano
Con quejíos en su garganta
Ya no se oye el crujir
La falda de la gitana.

Angelita Sevilla.


PARA QU?...

Con tanto ir y venir
Los zapatos se me han rotos,
Si ya no tengo marido
?Qui+n me va a comprar otros?

Los trajes ya muy usados
Unos largos y otros cortos
Si ya no tengo marido
?Qui+n me va a comprar otros?

Los sombreros anticuados
Uno verde y otro rojo
Si ya no tengo marido
?Qui+n me va a comprar otros?

Los besos y los abrazos
Los suspiros y un ?te quiero÷
Si ya no tengo marido
?Para qu+ quiero zapatos
Los vestidos y los sombreros?

Angelita Sevilla.


LA NATURALEZA

Al despuntar la mañana,
con la claridad del alba,
se despierta todo el campo:
canta la rana en la charca,
el pajarillo en el árbol,
sus p+talos abren las flores,
y se inunda todo el campo,
de ruidos y colores.

La adelfa, la manzanilla,
el poleo y el romero,
trasminan con sus aromas,
que luego las trae el viento.
y de verdad te lo digo,
desde aquí lo estoy oliendo

Angelita Sevilla.


CAMPO y CIUDAD

Cuando va rayando el alba
Y el sol se est? despertando,
Vuelve la vida a ser vida,
Empieza un nuevo milagro.
El trasiego en la ciudad,
Gente de aqu? para all?,
Ruido de los motores,
Coches que vienen y van.
En el sosiego del campo,
Todo es paz, es armon?a,
All? est?n los animales,
Que salen de sus guaridas.
Van volando mariposas,
Se posan de flor en flor,
De colores? tan hermosas!
Sin ruido, discretas y silenciosas.
Rio de agua fresca y cristalina,
Que va calmando la sed
De todo aquel que camina
Viene buscando el pastor
Agua para sus ovejas,
Ya comieron del verdor,
Del prado, las tiernas hierbas Si han comido y bebido
Ya puede dormir la siesta,
En cualquier tronco de ?rbol
Descansa, apoya la espalda
Mientras el perro pastor,
Las defiende y las guarda.
Se echa la gorra a la cara
Y el ?be+, be+ de las ovejas,
Le van cantando la Nana

Angelita Sevilla


DOMINGO ROCIERO

Viva La Línea ,mi pueblo,
viva su Velada y Fiestas,
y el Domingo Rociero
en el que nadie se acuesta,
sin haber probado el vino,
los jamones , la cerveza.

Una tortilla espa?ola,
que no es tortilla francesa.
Embutidos y buen queso
y una buena borrachera...
de alegría ,que este suelo
va derrochando a raudales.
Es cosa muy natural
que se da en estos lugares.

¡Viva el pueblo de La Línea,
viva su gente sincera,
viva su gracia y salero,
viva esa buena acogida
que hacen al forastero!
Vente a disfrutar sus Fiestas,
cosa que no olvidarás,
por cien años que vivieras.

Angelita Sevilla



ESPINAS DE UNA ROSA

Rosa que desde el rosal
Me estás mirando y me inquina,
Razón no te ha de faltar
Y dolor por tus espinas.

Eres la más bella flor
Que en los jardines florece,
Pones un tope ante ti
Y el regazo de la gente.

Con tu aroma delicado,
Trasmina todo el ambiente.
Pétalos de terciopelo,
Tallo juncal, resistente,
Espinas que te defienden
Como cosa valiosau
Así has de comprenderlo,
Mi bella rosa.

Angelita Sevilla



TORMENTA

Tarde de lluvia y tormenta,
Sentada en su butacón
La señorita Violeta
Rezaba esta oración:

Dios con tu Inmenso Poder
Que se vaya este momento,
Me dan miedo los relámpagos,
Que detrás viene el estruendo.

Soy una anciana y entiendo
Qu es el choque de los vientos,
Pero por favor te pido
Que le pongas un remedio.

Angelita Sevilla.


¡Como quien no dice nada!

Como el oro en el crisol
Se fue templando su alma,
En el albor de la vida
Con luchas desesperadas.

Como madre se qued?
El d?a que +sta faltaba.
Diecisiete a?os son
¡Como quien no dice nada!

De día con sus trabajos
Y por la noche estudiaba.
Recordando aquellos tiempos
Aún sin querer se asustaba.

Sentada tras de su mesa
Al terminar la jornada,
En la puerta una placa,
Dra. En Cardiología.
¡Como quién no dice nada!

Angelita Sevilla


LA PRINCESA

Sueña princesa en tu trono.
?Que nadie te lo arrebate!
?Defi+ndelo codo a codo!
?Lleva alto tu estandarte!

V+ase o m?rese
?igase o esc?chese
nunca dejes de so?ar,
no sea que al despertar
si pudo ser y no fue.

Cogiendo el camino recto,
y dejando atr?s las trochas,
refr?n que acude a mi mente
y retengo en la memoria.

Raz?n y poder se sue?an
y as? se escribe la Historia.
Tu imagen firme y serena,
llena el alma y la completa.

D?as de gloria y de coraje
de una reina con peineta,
que con forma de corona
reflejo es de nuestra tierra.

Angelita Sevilla.


HOJAS

Siente que el aire se lleva
hojas de amor y desvelos,
caen del ?rbol de la vida
sin ruidos , sin estruendo

. Van poco a poco cayendo.
A la par que van creciendo
las hojas de la alegr?a,
la ilusi?n de nuestros sue?os.

El ?rbol se va copando
y antes que llegue el invierno,
hojas van cayendo al suelo.
Renuevos de sentimientos
las otras que ir?n creciendo,
para as? empezar de nuevo.

En el ciclo de la vida
igual que en los sentimientos
nacen ,crecen ,mueren...
luego se los lleva el viento.

Angelita Sevilla.



UN LINDO RECUERDO

Hermosa princesa
de ojos azules
?d?nde est? tu risa?
?d?nde tus virtudes?
._ Se fueron tras +l
y mis inquietudes.
Mont? en su corcel,
blanco como el hielo,
se fue con el viento
a otros prados nuevos.

Me dej? el recuerdo
de algo venidero
que en mi vientre salta
con mis sentimientos.

angelita Sevilla



ME PREOCUPA

Una cosa me preocupa
y no la voy a ocultar:
Parkinson, colesterol,
Tiróide , azúcar, tensión....

Las pastillas que me tomo
ya van por las veintidós.
Y esta es mi preocupación,
¿saben ir para su sitio
sin una equivocación?

En verdad eso es curioso
entran todas por la boca,
no una a una, un puñadito.
¿cómo sabe cada una
el sitio donde le toca?

Esto es toda una aventura
que vayan para su sitio.
Así que no borro nada
lo dejo como está escrito.

Angelita Sevilla.


CAZADORES

El campo se despereza,
despu+s de una larga noche.
Empieza a salir colores
se ve brillar el rocío
que está cubriendo las flores.

Alumbra el sol la mañana,
despiertan los animales,
empezando otra jornada
parecida o iguales.

Allí a lo lejos se ven
los cazadores furtivos,
cananas en la cintura
que tiro a tiro ...y apuntan
para alcanzar su objetivo.

se oye el trino del jilguero
posado en la verde rama,
las aguas del riachuelo
frescas como la mañana.

Quisiera tener la llave
que con mil puertas cerrara
salvando a los animales
para que no los mataran.
Diciendo esto me espanto
si así se cumple el refrán,
¿QUIÉN PONE PUERTAS AL CAMPO?

Angelita Sevilla



BAILAORA

El crujir de las enaguas
la gracia con que se mueve
taconeo y elegancia
que pocas son las que tienen.

En un "tablao" flamenco
los entendidos acuden
para admirar con su duende
el aire conque se mueve
como un ramo de claveles.

Contorsiones de cintura
pies alados y manos
que el viento mueve
como palomas volando.

En el pelo la peineta
que cae cuando está empezando
se alborotan los cabellos
y sus ojos van tapando...
y sigue porque ella sabe
de qué forma está bailando

Angelita Sevilla.



UN BUEN CONSEJO

Cinco de la madrugada,
las horas que dio el reloj
bien las tenía contadas
pasando la noche insomne,
sin saber qué le esperaba.

Marchó buscando fortuna,
dejó sola a su mujer,
con tres hermosas criaturas.

Al bajar en la estación,
una anciana le abordaba:
joven no eres de aquí
vuelve a tu casa y descansa

Quiero contarte mi historia
que fresca está en mi memoria,
aunque no sirva de nada:
galán guapo,inteligente,
don de gente y educado.
¡¡ Pero no tenía trabajo!!

Marchó a España y no volvió,
hasta pasado los años,
no reconoció a su hija,
y a mí se quedó mirando:
¿ Cómo es posible que seas,
la que yo estaba soñando?

Vuelve a tu casa muchacho
en tu tierra encontrarás
lo que aquí vienes buscando.

Angelita Sevilla


POS-GUERRA

Los niños de la pos-guerra,
¡Aquellos años cuarenta!
Tanta hambre y miseria...
Los mas jóvenes escuchan
los relatos y no aciertan
claramente a comprender
los destrozos de una guerra.

Llorabas de hambre y frío.
Ya pasaron esos tiempos.
hoy hay comodidades
y repleto el frigoróico.

Los niños a los colegios,
un zumo y un pastelito.
¡No se puede comparar
un buen trozo de ese pan,
que no tenían esos niños!

Angelita Sevilla.




ENVEJECER

Pasa el tiempo
y sin clemencia,
hora a hora, mes y año,
pero pasa tan aprisa,
que le da miedo contarlo.

Su figura y gallardía,
se fue así deteriorando,
pronto llegó a la vejez,
sin ese trago amargo,
al saber envejecer.

Junto a su fiel compañera,
de alegrías y sinsabores,
han visto crecer los hijos,
y los nietos les han dado
otras nuevas ilusiones.

Dios bendiga a las parejas,
que han sabido comprenderse,
amor ,tolerancia ,alegría...
no solo eso....
lo que te trae cada día,
y así va corriendo el tiempo

Angelita Sevilla.



CELOS

En la c?rcel de los celos,
un hombre se debat?a
pidi+ndole a Dios del cielo
que termine su agon?a.

Celos que no son fundados
son dolores con espinas,
no encontró nunca una causa
que le alegrara la vida.

Por todas partes veía,
migajas de una traición
a veces lo comprendía
y aumentaba su dolor.

Los celos son enfermizos,
sin vivir quién lo padece.
Estaba a la expectativa
y deseaba la muerte.

Verdaderos son los celos
que no tienen fundamento,
los que de verdad lo tienen,
no son celos es lo CIERTO.

Angelita Sevilla



PEQUEÑO POETA

Se levant? con el alba,
de puntillas y en silencio,
para que no despertaran,
sus papás y sus hermanas.

Con su cámara cargada,
va retratando secuencias:
pajarillos en sus nidos,
amanece la mañana,
el rocío de la aurora
como perlas en las matas...
El ni?o queda extasiado,
toda belleza le embarga.

Libreta para anotar,
todo lo al ver le inquieta,
un día sí y otro sí,
dejando la puerta abierta,
de sus muchas ilusiones
de pequeño y gran poeta.

Ensimismado y ardiente
sin corregirlas siquiera,
escribe y habla entre dientes
anotando en su libreta,
con los ojos muy abiertos,
y la mente siempre alerta,
de peque?o y gran poeta.

Angelita Sevilla.




LAGO AZUL

La caida de la tarde
cuando el sol va declinando,
una barquita en el lago
mece a dos enamorados,
hablando de sus amores,
entre suspiros y halagos.

Agua quieta y muy profunda,
lago azul de frescas aguas,
el novio la contenplaba,
los rayos del sol tan tenues,
parecian acariciarla,
con arrebol en su cara,
y la ternura del alma,
hacen que los dos se unan
con un beso de esperanza.

Angelita Sevilla



PICNIC

Con la cestita caminan,
repleta con sus viandas,
van buscando un aposento,
donde poder disfrutarlas.

Sus manos no se separan,
est?n en luna de miel,
en el verdor de la hierba,
por fin tienden el mantel.

Rio cercano de agua clara,
baja cantando entre piedras,
el aroma de los campos,
y la alegr?a del alma...
Dej+molos con su fiesta.

Angelita Sevilla.


SECRETOS EN UN SERÓN

Con cuento vienes a mí,
"que no se lo diga a nadie "
tu me lo puedes decir
y yo tengo que callarme.
¿ quién guarda el secreto aquí?
Ve y cuéntaselo a tu madre.!

Secretos en un serán
iba un hombre pregonando,
puestos a disposición
de quien quisiera mirarlos.

No escuches nunca un secreto,
que tu no puedas contar,
descansa quien te lo cuenta,
y tu vas a reventar,
con lo que un secreto pesa.

Angelita Sevilla.


pais: España


LA GITANILLA



Decía una gitanilla,
a su madre en confidencia:
Que malito es mare mÍa,
querer y que no te quieran.
Es como tener metÍo
los pinreles en zarmuera.

La madre por animarla
le sonrie y le comenta:
cállate y no te sulfures
hija de mis entretelas,
que si te desprecia a ti
listo va con la que lleva.

Es mas negra que la brea,
metiíta en un zurrón,
Los churumbeles serán
peacítos de carbón.
A ti te saldrá un gachón
con chistera y carruaje,

No el que va en el pescante,
No, el que va dentro elegante,
con corbata y con guantes.
Ese no lo quiero, mare,
ese no me llena el arma,
como la llena el malage.

Déjate de tonterías
que el amor se pasará,
lo que vale es el parné
y enaguas armidoná.
Que no me convences ,mare
que yo quiero un huevo frito,
antes que buenos manjares.

Tienes razón ,hija mía
yo soy feliz con tu pare,
aunque nos falte comía.

                              Angelita Sevilla.



¡ ALONDRA CANTA!

Llega su tiempo,
vuelve la alondra
llega su tiempo
viene el regreso.

Con su canto melodioso,
en ese tiempo de celo,
el macho canta muy alto,
hasta cuando emprende el vuelo.

Deleite para el oído,
las notas de su garganta,
resuenan en los ambientes,
sin posarse en los olivos.

Caminan por los rastrojos,
entre hierbas o en pradera,
hay que andar con siete ojos,
para admirarlas de cerca.

El brillo de su plumaje,
parece hecho de acero,
se remonta y se remonta,
queriendo subir al cielo.

?Alondra ,alondra canta!
ese trino melodioso,
que sale de tu garganta,
como rosario de oro.

Se oye el canto de la alondra,
con su hermosa melod?a.
y su andar a ras del suelo
nos trae esa alegría
de ver nacer sus polluelos.

Angelita Sevilla.




EN EL PAIS DE LOS SUEÑOS



 

En el País de los sueños,
donde las hadas residen,
había dos lindas hadas
y un duendecillo increíble.

Han nacido de una flor
para ver la luz del día,
Álvaro,Esperanza,Victoria,
son los nombres que tenían.

Sus alas son de ilusión,
sus cuerpos de fantasía,
sus juegos risa y amor
y sus voces melodías.

Leal como la palabra
y Flores que se abren a la vida.


Angelita Sevilla






PRIVADO DE LIBERTAD



El señor nos creó libre
y tenemos dos caminos,
si tu quieres libertad
escoge el camino recto,
nadie te la va a quitar.

En los mandatos está,
lo que hemos de cumplir,
ni a uno has de faltar,
así podremos decir,
que tenemos libertad.

" La verdad os hará libres"
eso nos dice San Juan,
empezando por estar,
con toda la gente en paz.

Privado de libertad,
no eres tú solo en la cárcel
que también sufre tu esposa,
y tus hijos....y tu madre.

La justicia de la tierra,
cumple con su cometido,
más la justicia de Dios,
te perdona como hijo.

Coge ahora el buen camino,
que te llevará a buen sitio,
y no vuelas a caer,
dentro de ese precipicio.

Dios es un Padre amoroso,
lleno de misericordia,
velando está por tus hijos,
por tu madre y por tu esposa.

Bendición os deseamos,
desde fuera de las rejas,
¡También sufrimos nosotros!
y esperamos en tu enmienda.


La fe en Dios te hace libre
no te veas encarcelado,
tienes un Dios que te ama,
y a su Hijo (Jesús) por hermano.

                                  Angelita Sevilla




Su Amigo Jesús




Con su inocencia marcada,
envuelta en blancas sedas,
va a recibir al Señor,
como una linda princesa.

Blanca como una azucena
igual por dentro y por fuera,
un alma limpia ,de nácar,
de sus pocas primaveras.

Este día es especial,
aquí se cumple la etapa
de recibir a Jesús,
en dos años de enseñanza.

Fervor que inunda su alma
alegría y emoción,
va a encontrarse con Jesús.
SU PRIMERA COMUNIÓN.

                    Angelita Sevilla




PASTORES



Canta el pájaro en la rama,
canta la rana en la charca
y se han callado los grillos
cuando llega la mañana.

Se oye la voz del pastor
que está sacando las cabras,
las ovejas y corderos
otro pastor las llamaba.

Con sus silbos y su perro
los lleva hacia la montaña.
Se han dejado ordeñar
para los quesos de casa,
mantequilla y leche fresca
que al estómago no dañan.

El pastor con su cayado
la lleva a verdes praderas
y agua de los ríos clara
Si el sol oculta su cara
se completa la jornada,
y el regreso a la cabaña.


Vuelve a pasar, como
en el río las aguas,
Cuando llega la mañana
canta el pájaro en la rama,
canta la rana en la charca ....

                    Angelita Sevilla



Tarde de Toros



Con el calor de la tarde
cinco en punto  nada más,
la plaza hasta la bandera,

y empezamos a contar,
el arte hecho tragedia.

Paseillo: pecho erguido,
garbo y  orgullo,
elegancia en el andar,
diciendo que el mundo es suyo,
se pone punto y seguido.

Miradas hacia el Tendío,
saludo a la presidencia,
mujeres con poderío,
con mantilla y con peineta
dos claveles reventones,
adornan sus cabelleras.

¡Olé y más olés se oyen
por el arte del torero!
La valentía y el temple
El arte de Cúchares
y los olés de la gente.

No termino mi "faena"
me da respeto y un miedo!
Es una lucha sangrienta
entre el toro y el torero.
Cinco en punto de la tarde,
que el tiempo no lo impidió.

Estaba la plaza llena,
para verlos torear
la faena que no puedo terminar,
porque me da mucha pena.
Es el hombre que se enfrenta
a un toro ,que es una fiera.

Yo no soy una entendida
para poder explicar,
lo que es una corrida.
¡Qué valor tengo! ¡Qué valor!
meterme a comentarista,
si no tengo ni noción,
de lo que es una corrida!

                  Angelita Sevilla.




ARCO IRIS




Arco iris en mi vida,
flores de almendro cogidas,
piedras por donde pisabas,
que con tu peso crujian.

Arroyuelo de agua clara,
cristal fluido que corre,
por entre los entresijos,
serpenteando entre montes.

Del árbol caen sus hojas,
que van tejiendo una alfombra
de dos colores fundidos:
secas...y verdes las otras.

Un vientecillo suave
alza el vuelo en la ladera.
Y un pájaro prisionero,
por tener sus alas cortas,
es un chiquito polluelo,
corre el pobre mas que vuela,
hasta que emprenda su vuelo.

Tarde apacible y serena,
donde la mente descansa,
no hay trasiego ni motores,
solo paz ,olor y calma.


                 

Angelita Sevilla.








AROMAS DE AZAHAR



Rompe la aurora la noche,
con destellos de luces y color,
las estrellas que se esconden,
en el cielo azul
para dejar que el sol brille,
en toda su plenitud.

Al llegar la Primavera,
sin el toque de "Diana"
ves un día que amanece,
ves una alegre mañana.
El cuerpo rejuvenece,
claveles en la ventana,
el trino de algún jilguero
posado en la verde rama,
cantares de gente joven,
que te despiertan el alma.

Primavera¡ Han florecidos
Geranios ,jazmines ,madreselva
rosas de varios colores,
margaritas ,azahares de naranjo
envueltos en la esperanza
de ese aroma que penetra…
y que embriaga.

Cielo azul de mes de abril,
mayo con sus cruces altas
hechas de amor y misterio,
de entusiasmo y constancia
de tantos años haciendo
para ver si son premiadas.

Primavera rompe el hielo
de estaciones ya pasadas.
Estamos en Primavera,
lo que pasó ya no es nada
OPTIMISMO SIN FRONTERAS.

Angelita Sevilla.



BROMAS

Tengo un amigo bromista,
que tiempo llevo aguantando,
unas veces con sonrisas,
y otras te da con el palo.

Para tomar un café,
hace días que quedamos,
y el tío cuando me ve,
me dice a boca de jarro:
Estás mas viejo te veo,
y me qued+ meditando...
pero como es ,como es
"mas viejo que hace treinta años "

Así son todas sus cosas,
nunca esperas lo que viene,
él las suelta y si a ti no te conviene
no te lo toma ni en cuenta.

Bromas para quien las da
conformarse quién las toma.
Hay bromas que son pesadas,
que no entran en las normas.

Mi amigo es un caballero,
y las gasta a raudales;
bien quisiera darle una,
pero es que a mí no me sale.

El bromista ha de ser,
después de tener ingenio,
un tanto de educación,
y saber tratar los medios.
ón.

Angelita Sevilla.



pais: COLOMBIA


MI NIETO



Dicen que en el bosque hay,
duendecillos muy traviesos,
jamás lo he puesto yo en duda,
porque en mi casa yo tengo
quien me hace travesuras.

Quizás la cigüeña fue,
que se equivocó de sitio,
o al escribir a París,
no se entendió bien lo escrito.

lo cierto es que yo tengo
en mi casa a un duendecillo,
tan alegre y juguetón...
me hace sentir un chiquillo.!!
Soy su abuelo y con razón,
me parece un duendecillo


Angelita Sevilla.





EL BARCO



Una brisa marinera,
las tres de la "madrugá"
un barquito está esperando,
la hora para zarpar.

Cuatro son los tripulantes
(si es que no he contado mal)
con ansiedad de encontrarse
con orgullo en alta mar.

Su capitán va cantando
canciones de desamor,
por una espina que lleva
clavada en el corazón.

Una joven que no quiere
que aun le hablen de amor,
le trae penas a su alma,
que le producen dolor,
y que no encuentra la calma.

El barco se va alejando
con su rum rum del motor,
la estela que va dejando...
y notas de una canción
que el capitán va cantando.

Angelita Sevilla.




Amor y dolor de madre




E l Parnaso visité
para buscar a mi musa
y dispuesta la encontré
para contarte sin prisas,
cosas que debes saber.

Tan fuerte como el amor,
es el dolor de una madre,
lo que le pase a sus hijos
prefiere que a ella le pase.

Puede tener veinte hijos,
y a todos quererlo igual,
pero siempre la balanza
de un lado se inclinará
por aquél que necesita
cuidados en especial.

Si está enfermo a cuidarlo..
al que está triste ,animarlo...
cada cual con su genio
y su talante.
Aunque todos son criados
de igual forma por su madre.

No hay un amor y un dolor
tan intenso y tan grande
como el amor y el dolor
sentido por una madre.

Conoce tan bien a sus hijos
que antes de que ellos hablen
ella sabe qué les pasa
sin que se lo diga nadie.

Todos hablan de este amor
fuerte y sublime
pero tiene un compañero
que a todas partes le sigue,
tan sólida es esta unión,
que no puede separarse.
AMOR Y DOLOR DE MADRE.



                             

Angelita Sevilla.





LA LINEA DE LA CONCEPCIÓN

Abrazada por dos mares
coronada con la sierra,
bulliciosa y festejera
esta es una hermosa tierra.

Sus gente hacen el "son"
de seria y cascabelera,
al frente con Gibraltar,
cortada por la frontera.

Llanas calles , lindas plazas,
y su genial Cruz Herrera,
pintor de bellas mujeres,
Línea de la Concepción,
quien viene aquí no se mueve,
porque no hay mejor rincón.

Qué bonito nombre tiene
la Línea recta y sin cuestas
de la Concepción compuesta
como Madre Protectora
de quién la ama y la implora.

Con fervor vive su fe,
Semana Santa penitente y costalera,
para resurgir mas tarde,
con su Velada y Fiesta.

Libro abierto que refleja,
la gracia de Andalucía,
de su gente , de su ingenio,
y de su gran acogida.

Línea ,Línea de la Concepción,
eres como una Manola
con mantilla y un clavel reventón,
encaje de tus orillas.

Angelita Sevilla.


RIO CAUDOLOSO






Río que serpenteando
llevas agua cristalina
y riego para la adelfa
que se cría en tus orillas.

Caudoloso y refrescante,
bajan a beber las aves
el espejo que refleja,
al pastor que se te acerca
a beber con sus ovejas.

Agua fría y abundante,
limpia y sonora
agua para el caminante
que llena su cantimplona
para salir adelante.

Tomas el azul del cielo
como  toldo que te ampara
aunque a veces arda el sol
siempre estará helada.

El murmullo entre las piedras
estampa que nos ofrece
la madre Naturaleza.

                   

Angelita sevilla.





pais: España


LOCO DE AMOR



Loco de amor yo me veo
después de tan larga ausencia
esperando con deseo,
tenerte ante mi presencia.

Interminable los días,
pensando en el reencuentro.
estoy loco vida mía,
es verdad lo que te cuento,
no hay nada de fantasía.

Las monillas del reloj
tan lentas se van moviendo
que un segundo es una hora,
y un día se me hace eterno.

Quiero tenerte en mis brazos,
quiero estrecharte en mi pecho
entre besos y susurros,
decirte cuanto te quiero.

Loco de amor yo me veo
hasta salir a tu encuentro.

Angelita Sevilla.




Quiero nacer


" mami querida
soy pequeñito
pero pronto creceré
te diré cuanto te quiero,
y en ti yo despertaré
amor de madre,
que es el amor mas sincero."

Creo que esto será
lo que tu hijo te diga
guardado en cofre de oro
queremos decir "barriga"
vayamos con la ilusión
de traerlo a la vida.

Todo aquel que está de acuerdo
con el crimen del aborto,
que piensen que ellos serian,
los que no hubieran nacidos,
si su madre no los trae a la vida.

Hoy me viene a la memoria
Grandes nombres,
De los que han hecho la historia.
Cronológicamente no,
Según vaya recordando,
Siempre alguno quedará
En el desván olvidado.

Médico, investigador
Matemático, pintor
Músico, descubridor
Poeta y narrador
Científico, inventor
Fundador, gobernante,
Emperador…….

Qué es lo que hubiera pasado
Si hubiesen sido abortados?
Quizás tu estarías aquí,
Si la ciencia no avanzaba,
Dispuesto para morir.

Yo doy aquí mi opinión
Sin grandes letras o discurso
Solo digo y con razón
Y es el parecer de muchos,
Que en este gran alboroto,
Han sabido rechazar ,
La Nueva Ley del ABORTO.

                        Angelita  Sevilla.
                                    .


GUITARRA


Guitarra que está sonando
con desgarro de garganta,
gitana que baila y baila,
al son que ella tocaba.

Movimiento en su cintura,
sentimiento en sus enaguas,
taconeo de gracia pura,
bailando como ella baila.

El duende que se respira
entre "quejíos" compartiendo,
sudores y escalofríos
y ¡ay! ¡ay! y lamentos.

Las cuerdas de la guitarra,
rompe el silencio del alba,
con "gemíos" de tarantos
cuando la noche se acaba.

Angelita Sevilla.



DESPEDIDA


No quiero decirte adiós
porque se me hunde el alma,
prefiero que te despidas
sin decir una palabra.

Palabra, que resuena
y que retumba
como eco en la montaña

Montaña que pone fin
a una despedida amarga,
que te dice que se fue,
la mujer que mas amabas.

Amabas con la locura
del hombre que sabe amar
con pasión y con ternura.

Ternura y amor sincero,
que tanto le supo dar
cuando le dijo  te quiero.

Angelita Sevilla.





LIBERTAD


Libre como el pajarillo,
sin alas para volar,
solo las del pensamiento,
que lo llevas donde quieres.
Libertad de sentimientos,
que si no vuelas te mueres.

Subyugada y humillada
a lo largo de la vida,
aunque no estés encerrada
no gozas de libertad,
te ahogas y se hace largo el día.

                LIBERTAD
el mayor bien que tenemos,
es un regalo divino
que se nos da desde el cielo.
El hombre ha nacido libre,
que no haya otro igual
que se la haga imposible.

¡¡ Abrir los brazos al viento,
pecho fuera y gesto de conseguir
a costa de lo que sea
libertad para vivir!!

Angelita Sevilla.





ANDALUCÍA

Como soy una andaluza
de pura cepa criada,
quisiera dejar bien claro
como en la tierra se habla.

Sin criticar a otros sitios,
cada cual con su dialecto,
o lengua o idioma,
tambi+n en Andalucía,
tenemos las mismas normas.

Una palabra mal dicha
en cualquier parte se da
pero eso no es decir
que nosotros hablamos mal.

Que a veces alguien no entiende,
es que es otro idioma
porque somos diferente.

Quisiera hoy empezar
escribiendo unas palabras
para poder demostrar
que aquí es como se habla.

Y eso de "to" y por "to"
y que de "na" a mi me vale
no es palabra andaluza
sino del que menos sabe.

Si no eres andaluz
vente para Andalucía
es la tierra de la luz,
de la gracia y la alegría.

Angelita Sevilla.




SOLEDAD DE SOLEDADES



Cuánta soledad habrá
todas con el mismo nombre.

El anciano en sus finales,
cuando mas lo necesita
de una buena compañía
se encuentra con soledad
que es mas solo todavía.

Quien la busca porque quiere
paz y recogimiento,
esta no es la soledad,
esto es otro sentimiento.

Existe una soledad
que lleva sus apellidos,
un poco disimulada,
cuando crías a tus hijos.

Pasan los años veloces,
los hijos se hacen mayores,
cada cual con su problema,
y tu y tu soledad
ahogándote en la pena
sin tener con quien hablar

A lo largo de la vida
no te vale la experiencia,
consejos no puedes dar
porque a nadie le interesa.

La soledad se agudiza.
Esta es la mas amarga:
No hay soledad mas sola
que sentirse acompañada.

Llegada la noche oscura,
así un día y otro...y otro,
nadie sabe lo que es
como no la haya sentido,
el mundo cae tus pies
y te encuentras desvalido.

Angelita Sevilla.




TU MIRADA

...Y no me mires así
que te pueden estar viendo,
y solo con tu mirada,
saber que me estás queriendo.

Quiero llevarlo en secreto,
escondido entre mi pecho.
Nunca podría soñar.
querer como estoy queriendo.

La suavidad de tu piel
se ha quedado entre mis dedos,
ni un minuto de mi vida,
te vas de mi pensamiento.

¡¡Cautivadora y alegre!!
cómo has sabido con arte,
enredarme entre tus redes,
donde no quiero librarme.


Angelita Sevilla




EL MAR



El mar en su inmensidad,
con su bravura y su fuerza,
me hacen de cavilar.

Veo cuando rompen las olas,
que se estrellan con las rocas,
esa espuma blanca que
con el azul se mojan.

Que contraste cuando
está la mar serena,
y vas mirando las huellas
que dejas sobre la arena.

Miras hacia el horizonte,
¿Lo han hecho con una regla?
Besa las olas la arena,
majestuosa y tranquila
creyéndose que no llega
para alcanzar sus orillas.

Azul con blancos encajes
haciendo crestas ligeras
en ese suave cantar,
con movimientos de reina.

El mar en su inmensidad,
con su bravura y su fuerza,
teniendo estas dos vertientes,
también con serenidad,
con dos caras diferentes.

Montañas que se levantan,
de olas blancas y azuladas.
queriendo llegar al cielo
como si tuvieran alas

Ese mar tempestuoso
esa bravura tan fiera,
espectáculo grandioso
sin nadie que lo detenga.



                      Angelita Sevilla.



MANOS


Con "voz" alegre de bronce,
van cantando las campanas,
para festejar con todos,
al nuevo cura con ALBA.

Hoy es su PRIMERA MISA,
que espera con ilusión,
de una vida y una entrega,
para un camino hacia Dios.

Con renuncias,sacrificios,
y todo lo que conlleva,
(es lo que vemos nosotros)
Él va a tocar las estrellas.

Cuánta emoción contenida,
al presentarnos sus manos.
manos sacerdotales,
manos ungidas,
de carne,sí,pero tambien divinas.

El pan y el vino transforma,
en nuestra mejor comida.
Esas manos que bendicen,
perdonan y nos despiden.

En el altar de sus sueños,
con amor va predicando,
con amor para los pobres,
con amor para el hermano,
con amor como Jesús,
así nos está marcando.

En un camino de espinas,
que también tiene sus rosas.
Renuncias de tener hijos,
un hogar y una esposa.

Con un carácter alegre
como el que lo tiene todo,
sirviendo a Dios en los hombres,
que con el amor de Dios,
en verdad lo tiene TODO.

Angelita Sevilla.

El tren de la vida

Al romper el día,
tras la noche oscura,
se va la chiquilla
a probar fortuna.

Diecisiete años,
y mucha ilusión
por ver cosas nuevas
y dejar el rincón.

Coge un tren y otro
en cada estación.
gente que bajan y suben.
Cierra sus ojos y sueña.

Este es el tren de la vida
que unos cogen y otros dejan,
cuando el tren se pone en marcha,
cuantos son los que han subido.
y cuantos los que bajaban.

Cortos y largos trayectos
que la vida les regala,
pero al final del viaje,
van a la misma parada.

Angelita Sevilla.



MI ABANICO



En una mesa-camilla
seis mujeres conversaban
con ese calor cariñoso
que el brasero regalaba.

Reían las ocurrencias
de una que comentaba:
¡Qué pena de mi abanico!
no me sirvió para nada.

En mis tiempos juveniles,
me llovían los pretendientes,
y yo como era coqueta
abanicazos me daba
y me decía entre dientes
(como era de primera)
" El que yo quiera,
El que yo quiera
el que yo quiera."

Fueron pasando los años
y con ese gracioso ímpetu
que mi abanico perdió
en tiempos de juventud...
mi mano menos ligera
y mi abanico también
repetía:
"El que Dios quiera
el que Dios quiera
el que Dios quiera"

Todas reían y gozaban
entre viudas y casadas,
las gracias con que contaba
la que no encontró su "gracia"
y soltera se quedaba.

Siguiendo su retahíla
con ironía comentaba:
cuando llegué a los cincuenta,
mi abanico no soplaba,
mi abanico no sopló.

Mi mano aún mas lenta
decía
"El que esté de Dios
el que esté de Dios
el que esté de Dios”

Y ya sumo algunos mas
¡¡Dios me valga!!
Y sigo con mi abanico:
“El que me salga
el que me salga
el que me salga”


Angelita Sevilla.






CUANDO SE DUERMEN LAS HADAS



Melodías desganadas,
que salen del corazón,
y va buscando a su amada.

Tropel de mil sensaciones,
que galopan por su mente
¿Dónde estará su amor,
que no se hace presente.

El canto del ruiseñor,
el vuelo de la paloma,
el aroma de la flor
donde está la mariposa,
riachuelo de agua fresca
que va calmando la sed
de todo aquél que se acerca

Decid ¿donde está su amada
si con su canto de amor
no responde a su llamada?

Salta el corazón de gozo,
¡alegría desbordada!
a la luz de la mañana
cuando se duermen las hadas,
rendida cae en sus brazos,
una niña enamorada.



Angelita Sevilla.



Alazán


....Y sin poder guarecerme
de aquesta tan fuerte lluvia,
desafiando a la muerte,
en esta noche sin luna.

Caminaba mi halazán
por caminos no trillados,
sin saber donde pisaba
herido y ensangrentado.

Hasta llegar al destino
que yo me había trazado.
Milla más o milla menos,
no le importa a mi caballo.

Ha cumplido y con finura
Hemos llegado hasta el fin.
Le he quitado la montura.
Le he curado sus heridas.
Le he dado un buen cepillado,
buena cena y a dormir.

Ahora;si quieres saber
a donde hemos llegado:
A casa con mi mujer,
POR CAMINO EQUIVOCADO

Angelita Sevilla.


GRATITUD


Hablar de un gran sentimiento
al que llaman GRATITUD
que sale desde muy dentro,
como reflector de luz.

Sentimiento que engrandece
el alma en su plenitud,
Recibir y dar las gracias
es digno del ser humano,
con una mano recibe,
con la otra se va dando.

Un refrán siempre sonando
y que tiene su sentido:
"QUIEN NO ES AGRADECIDO
NO ES BIEN NACIDO"

Angelita Sevilla


LLANTO DE UN PAYASO



Una niña se acercó
a un payaso que lloraba,
sentado en un escalón.

.-¿Estás llorando payaso?
¿ es que no se ríen los niños,
cuando tu estás actuando?
.- No, tengo una hija enfermita
y Dios se la está llevando
.-¿ quieres que hable con Él
y le diga muy bajito,
que no se la lleve aún
que te la deje un ratito?

voy a decírselo ahora,
para que no llores mas.
¿cual es tu nombre payaso
para que lo sepa yo
y así poderte llamar?

.-Dolor dolor es mi nombre,
no le encuentro otra razón
Estoy de dolor transido,
se muere mi corazón.

Se acerca la niña a él,
le estampa un beso sonoro;
.-Mañana yo volveré,
aquí se acaban los lloros.
          vendré a jugar con tu niña,
un día ,otro y otro...y otro

Cuando al pasar de los días
el payaso comentaba:

El cielo me envió un Ángel
para que me consolara.
Tengo a mi hija conmigo,
Guapa fuerte buena y..
SANA.



Angelita Sevilla.



LA MANTILLA ESPAÑOLA



Con su "mundillo" en las piernas,
agilidad en sus manos
va tejiendo con destreza,
filigrana en sus hilados.

El tintín de sus bolillos
con movimientos ligeros,
van cruzándose los hilos,
tan aprisa tan aprisa
que no se le ven los dedos.

Parece que va enredando...
todo es un puro enredo
así una hora tras otra,
va tejiendo con esmero,
una mantilla española.

Embellece a la mujer,
y la transforma en "Manola"
La luce con elegancia
con finura y con donaire,
va diciendo "aquí voy yo"
cuando pasa por la calle.

O en una tarde de toros
con sus clavelones rojos,
en procesiones y en todo
acontecimiento,
poniendo el broche de oro.

La prenda por excelencia,
con que la mujer se adorna,
con majestad y presencia
es la MANTILLA ESPAÑOLA


Angelita Sevilla.
















DIBUJOS





Save BIG on your hotel






















Mandanos tus Poesías

Nombre :  

   eMail : 

Pais:   

T?tulo:   

Quieres recibir aviso newsletter
cuando se publique tu poesia:
SI NO

Escribenos tu poesia o tus sugerencias:



Volver Arriba
ß

 

Gustavo Adolfo B+cquer, poemas

© 2010, manosalarte.com Poesias Cortas