Logo Cuentos Infantiles
PARA MANDAR VUESTROS CUENTOS CORTOS PINCHA AQUI 




Lohr,ciudad de Blancanieves




Blancanieves


Colorear varias imagenes de Blancanieves


El torito de la piel brillante

Lohr, ciudad natal de Blancanieves

El castillo, propiedad de sus padres, donde vivia Blancanieves es actualmente Museo del Spessart del distrito Main Spessart; El espejo mágico que hablaba, esta en el Museo del Spessart, en Lohr am Main;



Gracias a la investigació del historiador de Lohr, Dr. Karlheinz Bartels, sobre el cuento de Blancanieves y los Siete Enanitos, la pintoresca localidad, a orillas del río Meno, en la Franconia alemana, puede sentirse orgullosa de haber visto nacer, en 1729, a Marí Sophia Margaretha Catharina von Erthal, personaje real que inspiró el literario de Blancanieves.

Muchas evidencias y puntos de conexió con las características de Lohr y sus alrededores prueban, desde 1986, esta peculiaridad del famoso cuento de los hermanos Grimm; lo que hace que destaque frente a la mayoría de los relatos infantiles.

El padre de la niñ que, por diversas circunstancias, devino en la ficció Blancanieves, fue Philipp Christoph von Erthal, entre 1719 y 1748, Condestable del territorio de Kurmainz, en Lohr.

Por sus dotes diplomáticas, viajaba frecuentemente como enviado en misiones especiales, una especie de ministro de Asuntos Exteriores del Ducado. Por eso, tuvo la oportunidad de relacionarse con Emperadores, Reyes y Reinas de toda Europa.

De ahí que, en el imaginario de los habitantes de Lohr, los von Erthals tuvieran todas las características de una familia real.

La residencia familiar era el castillo de Lohr. Tras la muerte, en 1741, de la madre de Maria Sophia, el padre se casó el 15 de mayo de 1743, con Claudia Elisabeth Maria von Venningen, nacida Condesa Imperial de Reichenstein.
La madrastra de Blancanieves, de carácter autoritario, aprovechó las frecuentes ausencias de su marido para favorecer a los hijos de su primer matrimonio.
El hecho de que Philipp Christoph von Erthal no estuviera casi nunca en Lohr explicar├şa el evidente papel pasivo del Rey en el cuento, según han concluido las investigaciones.

Espejo mágico de la madrastra de Blancanieves, se conserva en el museoCastillo de Blancanieves

Espejo mágico de la reina


La principal prueba de que Blancanieves ser├şa natural de Lohr es el Espejo M├ígico que hablaba.
El impresionante y rico espejo de 1,60 metros de altura a├║n se puede admirar en el museo del Spessart, en el castillo de Lohr que perteneci├│ a los padres de Blancanieves.

El espejo procede de la Manufactura de Cristal de Lohr, fundada en 1698, que adquiri├│ fama y prestigio en toda Europa, no s├│lo por su delicada y refinada artesan├şa, sino porque las materias primas que utilizaba para la fabricaci├│n del vidrio proced├şan - adem├ís de la propia regi├│n- tambi├ęn de Espa├▒a.

En efecto, el carbonato s├│dico, conocido como ceniza de soda o sosa, era importado de Alicante, a orillas del Mediterr├íneo espa├▒ol. El espejo fue un regalo del padre de Blancanieves a su segunda esposa y hablaba como muchos de los espejos fabricados en Lohr, sobre todo por las leyendas que figuraban en sus marcos, especialmente, a trav├ęs de sus aforismos.

La clara referencia a su ego├şsmo ÔÇô en el medall├│n de la derecha se lee Amour Propre debió de herir mucho la vanidad de la madrastra.

Tambi├ęn se han comprobado las referencias locales en el ├írea de Lohr. El bosque virgen en el cual fue expuesta Blancanieves, era naturalmente el Spessart.

En la actualidad, Lohr, incluso, recibe el nombre de la Puerta del Spessart.
El camino de huida de Blancanieves - sobre las siete monta├▒as - era el Hohenweg, mencionado ya en el siglo XIV ÔÇô la llamada Wieser Stra├če.
Desde Lohr, a trav├ęs de este trayecto, por las siete monta├▒as del Spessart, se pod├şa alcanzar el peque├▒o reino de los siete enanitos.

Asimismo los siete enanitos que picaban y cavaban en busca de mineral, eran mineros de talla pequeña o ni├▒os que trabajaban en las minas de Bieber.

Alrededor de 1750 picaban all├ş unos 500 mineros en busca de plata y cobre. Respecto a la manzana envenada, la investigaci├│n de Bartels ha descubierto, citando bibliograf├şa competente en la cual se describe el veneno, que la mitad de la manzana fue sumergida por la malvada madrastra en zumo de belladona, fruto que se encuentra tambi├ęn en el Spessart.

Sus bayas contienen la Atropa Belladona utilizada hoy, incluso, en medicina. Su narc├│tico produjo en Blancanieves una rigidez tal como si hubiera fallecido. El sarc├│fago transparente de cristal y las zapatillas de hierro, con las cuales, en castigo, ÔÇťla madrastra deb├şa bailar hasta caer muerta en la tierraÔÇŁ, se produc├şan habitualmente en la Manufactura de vidrio, el primero, y por herreros, gracias a los minerales de hierro maleables del Spessart. Debido a las cualidades de Maria Sophia, la poblaci├│n de Lohr la hab├şa convertido en una especie de hada.

El cronista de la familia Erthal, M.B. Kittel, describ├şa a Mar├şa Soph├şa como una joven noble y llena de virtudes, un ángel caritativo y bondadoso, activo contra la pobreza y la indigencia que demostraba su amabilidad personal. Para el - imaginario colectivo - de la poblaci├│n de Lohr y el Spessart, la ni├▒a de los Erthal representaba la imagen ideal de la hija de un Rey.

Estos hechos que, a lo largo de la historia no ocurren con frecuencia, debieron llegar a o├şdos de los hermanos Grimm que viv├şan cerca, en Steinau. As├ş, pocos a├▒os despu├ęs de la muerte de Maria Soph├şa sigui├│ la redacci├│n y, al final de 1812, la primera publicaci├│n del cuento de Blancanieves y los siete enanitos. (WK)